sábado, 21 de abril de 2012

The little granny's picture*


Siempre hubo en mi casa una fotografía que me llamó la atención. Por diferentes circunstancias del espacio familiar, su protagonismo en la casa fue cambiando. Al principio  estaba en el último estante de un mueble del ajustado living-comedor, entre muchas fotos y atrás de todo. La ampliación de la casa la trasladó a la mejor ubicación del living, ese lugar donde están las adquisiciones “artísticas” (o manualidades) más valiosas de la familia: el estante superior del hogar a leña. Esta posición en el espacio le hizo cobrar vida y jugar un poco el rol mantener un rol central por un largo tiempo. Finalmente, causas desconocidas la trasladaron hacia el comedor. Ahora la niña vestida de negro nos ve cenar todas las noches. A veces se me daba por agarrarla y observarla detenidamente, en cada detalle encontraba algo que me acercaba a ella, nos íbamos haciendo cómplices. El juego era siempre el mismo, sin embargo, era divertido: yo me imaginaba una vida detrás de la foto estática mientras ella me observaba con la mirada fija.


Con el tiempo me di cuenta de que lo que me atraía de ella era la curiosidad que me despertaba. ¿Quién sería esa niña inmóvil posando para la foto? ¿Cuántos años tendría? ¿Cuál es mi parentesco con ella? ¿Qué hace en mi casa, en mi living, en mi vida cotidiana? Los relatos escuchados en la niñez me enseñaron que se trata de “La Granny”. Con esa denominación la conocí y así es como la llaman todos acá. Sí, aunque parezca mentira y me cueste imaginarlo, esa mirada juvenil y fresca un día se convirtió en institución y además en abuela de mi mamá. Es una bisabuela con la que nunca tuve oportunidad de hablar, sin embargo, a lo largo de mi infancia se convirtió en el punto de partida de muchas historias creadas en mi mente. Entre ellas siempre aparecía una en la que me imaginaba que ese escenario era la casa de esa niña con cara redonda y que la foto había sido tomada en un funeral, supongo que pensaba eso por el vestido negro y las flores.


Hoy la vida universitaria no me permite volar tanto con la imaginación pero por suerte existen trabajos de investigación que le dan la oportunidad a este retrato de convertirse en la protagonista de un humilde objeto de estudio. Quizás el rigor científico me haga descubrir que muchas cosas que imaginé no son ciertas, siempre llega ese día en el que conocemos que el mito de los Reyes Magos no existe. Sin embargo, este descubrir no pretende traer desilusión sino brindar el relato de una serie de historias mínimas aún más apasionantes. Todo esto, claro, como una simple excusa para que el retrato de “La Granny” no pierda ese rol central que desde pequeña cumplió en mi vida.


* Prólogo de "La vida de Ana  través del ojo de la cámara", un trabajo realizado para la materia "Historia de los Medios". Cátedra Levenberg.


A continuación comparto el trabajo completo.

1 paisajistas comentaron...:

Anónimo,  10 de noviembre de 2013, 13:16  

Hola como estas? re bueno tu blog me encanta :) mira necesito una cosa, estoy en ultimo año de la secundaria y voy a desaprobar una materia si no hago una presentacion para este jueves. Me encanto tu #Prezume, es buenisimo, y te pido que seas buena y me pases solo el fondo. No lo encuentro en ningun lado, por favor, soy un desastre con power point y tambien con prezi, me ayudarias muchisimo, enserio gracias desde ya.
Soy Lucia Cabrera, vivo en Cordoba tengo 17 años,este es mi mail: luuthg@hotmail.com, por favor me ayudarias muchisimo.
Gracias

  © Free Blogger Templates Blogger Theme by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP